La importancia del interiorismo para todos los hogares

En el tiempo que tengo de experiencia transformando espacios para hacerlos más agradables y disfrutables, me he dado cuenta de que poco entendemos a veces la importancia de esta tarea de embellecer el lugar donde vivimos. Sin duda, creo que se trata de un tema de educación, del ejemplo de lo que vivimos en nuestros propios hogares, y es que cada familia tiene su propia escala de prioridades y modos de vivir, y la importancia del interiorismo para todos los hogares, aunque no es cien por ciento determinante, es claro que lo que aprendimos es lo que proyectamos.

Cada que un cliente nos abre las puertas de su casa, nos encontramos con un mundo diferente, cada familia nos sorprende tanto para bien como para mal, con una nueva visión de la vida. Así que no hay fórmulas mágicas, cada una de estas familias tiene necesidades distintas, y en cada una de ellas embellecer sus espacios tiene una prioridad distinta también. 

Sin embargo, hay algo que es universal y que nos atrae a todos: la belleza. La belleza es un valor universal y por naturaleza todos tendemos hacia ella. La belleza se encuentra en la naturaleza, en la música, en la arquitectura, en las personas, y esta produce un sentimiento de placer y de satisfacción. La reconocemos porque suspiramos cuando nos la topamos, al ver un colorido atardecer, o cuando escuchamos nuestra música preferida, esos contactos con la belleza, nos hacen sentir bien, nos enriquecen y fomentan la armonía en la convivencia, ¡y eso lo podemos lograr en nuestra propia casa!

No importa el tamaño del presupuesto, la clase social o el status, todos tenemos esa inclinación natural hacia lo bello, sin embargo, esa tendencia se va perdiendo a medida que la dejamos de practicar, y un hogar donde todo está descuidado, sin orden, sin detalles, sin armonía, no solo nos deja un contagioso malestar, sino que nos priva del deguste para el que estamos dotados. No hay quien no se sienta mejor en un lugar armonioso y equilibrado. A todos nos gusta llegar a un espacio limpio y ordenado, donde nos sintamos acogidos por la combinación de luz y color, donde los muebles tengan una proporción a nuestras medidas, donde haya algún objeto que nos atraiga. Y esto es el interiorismo y eso es lo que nos proponemos, lograr espacios agradables que nos hagan sentir mejor.

Así que observa el lugar de tu casa donde pasas más tiempo y dime si suspiras cuando lo ves... Si no lo haces, algo podemos hacer para que lo veas y te enamores de él, y lo disfrutes cada que estés en él. 

Mi deseo es que cada lugar de tu casa, cada rincón, se convierta en tu lugar favorito.